El barco hace aguas en #Holguín, renuncian varias Damas de Blanco

Pin It

Berta Soler

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez

Buscando un poco de información sobre el caso de la Dama de Blanco que irresponsablemente sacó a su hijo del Hospital Lenin de Holguín, supe que le duró bien poco la osadía y tuvo que acudir nuevamente a los servicios de otra de nuestras unidades asistenciales. Como valor agregado a lo que encontré en internet (porque ya ellas mismas se encargan de divulgar sus hazañas) que al parecer el caos reina entre las “blanquiverdes” holguineras que prefieren abandonar el barco ante las quejas, denuncias y problemas financieros del movimiento.

Los más recientes detalles se conocieron cuando se divulgaron las discusiones que acompañaron a la más reciente convocatoria de Bertha Guerrero Segura (representante de las mercenarias en Holguín) a sus asalariadas, empeñadas en sostener una lucha “pacífica y no violenta”. Según se conoció las primeras renuncias se produjeron antes de ingresar a “las filas” cuando cuatro damas alegaron “tener elementos que ponían en duda la confiabilidad del movimiento”.

Chismes aparte, algunos vinculados a celos por culpa de la aparición de una despampanante jovencita que tiene a más de uno medio loco, lo cierto es que Bertha (¿será casual que tenga el mismo nombre que el de la “jefa nacional”?) amenaza ahora con votar a otras que la siguen a acusando de colaborar con la Seguridad del Estado.

Las bajas son anunciadas con nombres y apellidos: Roxana Fernández, Ana Velázquez Folguera, Marta Melón, Dayamí Vengaría, Olga y Bárbara Bauzá. Todas ellas andan disgustadas con la manera en que se están manejando las cosas en Holguín y en particular por la actitud de Bertha Guerrero.

De todos modos, me queda la tranquilidad de que se está “intentando establecer el orden y la disciplina”. Es evidente que las Damas de “Banco” tienen que cumplir y muy bien con sus encargos o se arriesgan a las medidas disciplinarias recogidas en su “reglamento”. Así lo muestra el “descuento” de 2 CUC a Idalgis Prieto que reaccionó manifestando: “Y todo fue porque un domingo fui a acompañar a María del Carmen Cala, que se encontraba hospitalizada en terapia intermedia, ¿dónde está la humanidad, la hermandad del movimiento?”

Este es el cuento de nunca acabar. Es la manera en que las “luchadoras por la libertad” justifican la plata que sigue fluyendo desde Washington para intentar destruir la obra de la Revolución. Si queda alguna duda de que esta es una “guerra de intereses” les dejo con las palabras de la “representante” cuando alguien, molesta por la actitud demostrada en la tertulia, amenazó con alertar a la “jefatura nacional”: “La que llame a Bertha Soler para decir lo que pasó hoy, la expulso, la expulso como a una perra”.

Más claro, ni el agua.

(Tomado de: Visión desde Cuba)

Embajada de Cuba en el Reino Unido

Nación y Emigración